Comida marroquí; platos que tienes que probar si o si | Pasión de Hermanas

Fotografía extraída de Pixabay

Comida marroquí; platos que tienes que probar si o si

Leído en 3 minutos

El otro día os mostrábamos varios lugares para visitar en Marruecos que, estamos seguras de que si os hacéis una escapada por esos lares, os encantarán y, para acompañar a ese artículo, os traemos platos típicos marroquíes que no podrás dejar de saborear.

Tajines marroquíes

Los alimentos se fríen primero y luego se cocinan estofados a fuego muy lento. Los tajines más habituales, o canónicos, son los que a continuación se detallan, pero existen una gran cantidad de variantes. Los ingredientes y el modo de preparación son habituales de lo que se denomina maghreb.

  • Tajín de pollo con limón en salmuera y aceitunas.
  • Tajín de atún.
  • Tajín de kefta.
  • Tajín de sardinas.
  • Tajín de cordero con membrillo caramelizado.
  • Tajín de cordero con ciruelas pasas. (Mrouzia).
  • Tajín de ternera con verduras.
  • Tajín de verduras.
  • Tajín de argán.
  • Tajín de pollo.

Los platos se pueden condimentar con una amplia variedad de ingredientes tanto salados como dulces, miel frutas, frutos secos y especias varias. Estas especias además, de las habituales en la cocina magrebí, suelen incluir una mezcla que se conoce como ras al hanut, que se elabora según una amplia diversidad de recetas.

Pan Khubz (pan típico marroquí

Se denomina Khubz a un pan plano empleado para la cocina árabe, que forma parte de la gastronomía de los países árabes del golfo pérsico y el mediterráneo.

El khubz es un pan alargado elaborado en un horno especial. La masa es trabajada y aplastada igual que una pizza y se pone pegado en las paredes interiores del  horno que son de piedra. El impacto de adherir la pasta a la pared caliente del horno hace que se cocine y permanece así hasta que las burbujas del pan se empiezan a poner marrones. Se quitan y ya se consideran listos para ser consumidos o vendidos.

El proceso completo lo llevan a cabo unas tres personas. El khubz es mucho más grande que el tan conocido pan de pita.

Mercado de especies en Marrakech

Su gran capacidad para potenciar el sabor permite que se consigan grandes efectos aromáticos y sabrosos en los alimentos, con cantidades muy pequeñas. No suelen presentar aportes nutricionales, salvo raros casos en los que hay presentes minerales, como calcio o hierro e incluso alguna que otra vitamina. Muchas veces suele ser importante el efecto que tienen sobre el apetito.

Se pueden clasificar las hierbas y especias en dos grupos: las que modifican tanto el sabor como el aspecto de los alimentos, entre las que están:

  • Azafrán
  • Canela
  • Tomillo
  • Romero… etcétera.

Y los que excitan el paladar, entre los que encontramos:

  • Pimienta
  • Pimentón
  • Nuez Moscada
  • La gran diversidad de Chiles, etcétera…

La cantidad de platos que se pueden cocinar con unas y otras, tanto solas como mezcladas, es muy elevada. Esto es lo que hace que las distintas cocinas de cada cultura adquieran su propio toque más característico.

Kebab

El kebab es una amplia variedad de comidas y pinchos. La carne tradicional del kebab es el cordero, pero dependiendo de los gustos locales y prohibiciones religiosas, en la actualidad se prepara con carne de vaca, cordero, cabra, pollo, cerdo o pescado. Según en la zona donde lo consumas. Y suele ser tejido adiposo en la mayoría.

B’stilla/Pastilla

Este híbrido de pastel y tarta nace en Fez y es una especie de combinación aleatoria de dulce y salado. Lleva capas de pasta de hojaldre con carne de paloma (o pollo), condimentada con un relleno de almendras y especias. Por encima lleva azúcar glasé y un poco de canela.

Dulces marroquiés

Los golosos están de enhorabuena: tendrán la oportunidad de acurrucarse entre tartaletas, galletas y otros caprichos durante su estancia. Allá donde ponga Meskouta, puedes ir a por un pastel. Si bien no suelen ser tartas frías como en otros lugares, siempre son de algún sabor, muchas veces de zumo naranja.

Casi todos los dulces están condimentados con frutos secos, particularmente almendras, sobre todo los cuernos de gacela (o Kaab el Ghazal, que se llaman así por su forma de media luna).

¿Qué probarás primero?

¿Qué opinas?

error: Contenido Protegido por Derechos de Autor